Un hijo sólo puede sentirse bien consigo mismo si ha tomado a ambos padres. Esto significa que los tomo tal y como son, los respeto tal y como son, sin querer otra cosa o desear otra cosa.
Exactamente tal y como son están bien.
Aquel que ha tomado a los padres de esa manera está bien consigo mismo, se siente completo y en él ambos padres están presentes con toda su fuerza.

 

Las necesidades y los problemas que se pueden abordar en este taller grupal o en la terapia individual.

1. Los hijos adolescentes con un exceso de poder debido a los padres en desacuerdo.
2. Los problemas de los hijos en el comportamiento en casa y en la escuela.
3. Los problemas de los hijos que desvían las dificultades de relación de pareja.
4. Los hijos que son el miembro sintomático y la familia se ocupa excesivamente de él.
5. El hijo que se impone a sí mismo la tarea de ayudar/salvar a sus padres con sus dificultades.
6. Cuando las dificultades/dolencias de los hijos son la expresión del dolor de los padres separados.
7. La dificultad de emancipación de los hijos.
8. Reconocer las pautas de transmisión transgeneracional que dejan atrapada a la pareja.
9. Descubrir los patrones (mitos o creencias familiares) que establecen a la pareja en formas disfuncionales de relación.
- Mitos de armonía.
- Mitos de culpabilización/compensación.
- Mitos de salvación.
10. Relaciones de pareja que parece que sólo están unidas por los problemas o por la intensidad del conflicto.

sanar el vínculo con los hijos, educar a los hijos

Este taller sobre El Buen Amor a los Hijos, en el que se facilita un espacio de comunicación más amplio, para explorar nuevas soluciones que vienen de una comprensión que incluye la experiencia y relaciones de nuestra infancia y las de familiares que convivieran o no con nosotros condicionaron nuestra forma de percibir la relación con los hijos y su educación. En una primera parte, por la mañana, se realizan dinámicas de pareja y grupales, mediante un trabajo reflexivo sobre los principios de las Constelaciones Familiares, de comunicación a partir de propuestas de introspección y de revisión de las vivencias como hijos y padres, de los propios patrones de relación y de carácter.

En la segunda parte, por la tarde, mediante la metodología de las Constelaciones Familiares, se expondrán aquellos temas surgidos durante las dinámicas realizadas anteriormente para poder ver el trasfondo del problema de cada situación o relación, de modo que cada asistente pueda experimentar y comprender la solución individual que le permite restaurar su sentimiento de plenitud y de equilibrio en la relación con nuestra pareja, claridad para superar los obstáculos que impiden la presencia del amor en nuestras relaciones o que no nos permiten encontrar y convertirnos en una buena pareja para la relación que deseamos.

Para el taller es necesario traer ropa cómoda, una libreta nueva y bolígrafo.