¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE PODEMOS ENSEÑAR A NUESTROS HIJOS?

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE PODEMOS ENSEÑAR A LOS NIÑOS? :

A ESTAR PRESENTES.

 

Cómo se logra esto:  A través de la MEDITACIÓN:

Quizá esto os parece muy new age, o que hay muchas cosas que son importantes. Pero si tuviéramos que elegir una sola cualidad o una sola práctica indispensable en CUALQUIER MOMENTO O RELACIÓN, para mí sería estar presente. Déjame que te explique porqué.

Lo primero es aclarar que la meditación no es relajarse mientras lavamos los platos o paseamos por el bosque. La meditación es meditar. A pesar de las diferentes técnicas que podamos usar, mejor o peor adaptadas a nuestra forma de ser o circunstancias, meditar no es relajarse ni desconectarse de las preocupaciones o la monotonía. Meditar permite ser testigos de nuestra propia vida ocurriendo a través de nuestra conciencia, es decir ser conscientes de ser conscientes. Ser conscientes de nuestra conciencia, implica ser conscientes de nuestro inconsciente. Experimentar que somos la conciencia. No el cuerpo, ni los pensamientos ni las emociones.

Pasando por alto que hay más de 240.000 estudios científicos que demuestran que la Meditación beneficia todas todas las áreas de nuestra vida, quiero destacar la base de la dimensión neurocientífica. Cuando meditamos nuestro sistema nervioso se regula volviendo a un estado de calma y descanso profundo: salimos de la sobre estimulación que mantiene nuestro sistema nervioso sobre excitado, por lo que nuestras células se desintoxican, y nuestro organismo puede reorganizarse de nuevo al liberarse del stress acumulado en cada evento pasado, dando prioridad a las funciones que son esenciales para salud. En este estado de calma y descanso profundo se crea Orden. Y el Orden recupera nuestra salud y el equilibrio del organismo y de la mente.

Estar presentes para la vida, estar disponibles plenamente para nuestra conciencia es posible a través de la meditación de un modo más potente y profundo. No tiene que ver con ninguna práctica religiosa, ni ser devotos de nadie ni nada.

Estar Presentes es permitir hacernos conscientes de que estamos completos y realizados en este momento. Y experimentar nuestra felicidad, al atender lo que somos en este momento sintonizados únicamente con lo que es ocurriendo ahora. Acceder a todos nuestros recursos y la potencialidad de nuestros dones como seres humanos. La meditación no sirve para nada, pero sin meditar no podemos alcanzar nada desde una experiencia de plenitud y satisfacción completa. Meditar ayuda a completarnos en cualquier área de nuestra vida.

Por último quiero destacar algo para que comprendamos lo importante de estar Presentes, ahora en este momento, en está relación. Quiero proponerte un ejercicio muy simple para que lo compruebes por ti mism@. Piensa en las primeras 3 personas que generan incomodidad, o generan conflicto en ti. (…) ¿Cuáles son las 3 características principales que te molestan de ellas? Enuméralas.

Mi comprensión de esto es que estas características personales tienen que ver con falta de autonomía emocional, de autosuficiencia. Si por ejemplo te molesta de tu amigo, o tu pareja o tu compañero de trabajo, que es alguien muy crítico, que no tiene dinero, o que miente o que se enfada o está a menudo triste, tiene que ver con su necesidad en pedirte directa o indirectamente, que tu te adaptes a su situación o forma de estar.

Lo que he podido observar a través del trabajo terapéutico, es que lo que nos estresa de los demás es su incapacidad para ser autónomos, para estar presentes. Es decir sin necesidad de tu capacidad de adaptación, sin una expresión de carencia o ser demandantes. Si ahora piensas en alguien que te agrade mucho, que disfrutas compartir tu tiempo, que deseas colaborar con esa persona de algún modo, es porque disfruta de rasgos de autonomía que te permiten estar más presente. Te permite conectarte con las cualidades que generan en ti autonomía y sensación de autosuficiencia. Lo que te hacer sentir que TÚ ERES SUFICIENTE.

¿No es entonces estar presente, sentirse realizado? ¿No es esta sensación de suficiencia, lo que permite que nos unamos a alguien verdaderamente?  Sin esperar que el otro llene tus vacíos y carencias. Si tuvieras que enseñar únicamente algo a tus hijos, ¿no sería entonces a estar Presentes para ser verdaderos autónomos, para poder generar vínculos verdaderos, donde la autonomía construyera una interdependencia sana de intercambio y cooperación? Relaciones de pareja sanas, de amistad, de trabajo.

Para ello es indispensable que hayas desarrollado en tus hijos un apego seguro, y que se viva la relación familiar desde el orden y la confianza. Es decir que hayas estado presentes para ellos. Por supuesto según la edad de nuestros hijos la práctica de la meditación la requerimos hacerla sólo nosotros. Con el ejemplo de nuestra actitud y presencia como padres, ellos asumirán cierta actitud y presencia. Más adelante a partir de los 3 o 4 años, se pueden implementar meditaciones que estén adaptadas a su edad, y que sobre todo sean divertidas. La meditación debe ser divertida y adaptada a cada persona.

La Meditación podría resumirse en estar Presentes, pero si tuviera que explicar las habilidades o capacidades que desarrolla en nosotros serían 3:

  1. La habilidad para ser conscientes de múltiples elementos/aspectos, al unísono.
  2. Habilidad para reconocer lo sutil y trascendente: El sentido de servicio a algo mayor que nosotros.
  3. Habilidad para discriminar lo falso de lo real. Detectar el tema principal, reconocer el/los patrón /es. 

 

  • La habilidad para ser conscientes de múltiples elementos/aspectos, al unísono.

Esto es algo que independiente de la tarea que estemos realizando, de la actividad o trabajo a la que nos estemos dedicando, es sumamente necesario. Cuando evitamos la multitarea, cuando estamos enfocados pero a la vez podemos mantener en nuestra conciencia varios elementos a la vez, no estamos excluyendo elementos del contexto que también son significativos para comprender la situación de un modo más amplio y profundo, sin perdernos información relevante.

Tanto si estamos caminando por la calle y debemos reaccionar rápido a que no nos atropelle una moto, como si estamos trabajando en un proyecto intentando ofrecer una propuesta desde la excelencia o si tenemos un problema personal que resolver, si en nuestra conciencia podemos sostener una percepción global sin fraccionar o excluir algunas partes, sin juzgar ciertos aspectos, nuestra respuesta siempre será más coherente, acertada y eficiente.

Esta simultaneidad de la conciencia, nos descubre cosas asombrosas en un momento dado tanto de éxtasis como de conflicto, en el que de pronto podemos ver que la experiencia está asociada o vinculada a algo del pasado, del que podremos liberarnos en este momento, o nos ofrece una comprensión de un modo transversal, multidimensional.

Es increible como esta simultaneidad de la conciencia genera una experiencia de sinestesia en algunos momentos. Donde los sentidos se unifican generando una percepción donde se pueden oler o escuchar los colores, visualizar la música. Esto abre nuestros sentidos más allá de sus 5 capacidades, y puede sobredimensionar nuestra percepción creativa y artística.

Si nuestra mente racional, verbal, lógica, análitica, -las funciones del hemisferio izquierdo puede comunicarse con nuestro hemisferio derecho, con sus funciones  creativas e intuitivas, de la mente no verbal, analógica, espacial, sintética, holística, entonces se puede generar un Pensamiento Lateral de mayor creatividad. Nuestra percepción del entorno, del contexto, de la relación, del problema se amplifica a 4D.

 

  • Habilidad para reconocer lo sutil y trascendente: El sentido de servicio a algo mayor que nosotros.

En un mundo donde se nos educa para darle valor sobre todo a los aspectos materiales y los que llamamos pragmáticos, curiosamente nos convertimos en seres poco eficientes y prácticos. ¿Por qué? Porque las dimensiones interiores y transpersonales del ser humano quedan excluidas por considerarse de poco valor o interés. Y sin contacto y comunicación con lo esencial en nosotros, no hay forma de escapar del vacío y la falta de realización personal y profesional.

Sin embargo, ¿de donde emergen la fuerza y el significado de nuestra vida? De un sentido de trascendencia, del autonocimiento. ¿Y hay algo más importante que conocerse a uno mismo en un sentido más allá de lo que hacemos o pensamos? En este sentido, el crecimiento personal debería ser la principal motivación de nuestra vida, que se desarrolla especialmente a través del sentido de servicio a algo mayor que nosotros.

Por eso, ofrece más claridad y dirección a un niño, al preguntarle qué es lo que quiere mejorar  en el mundo, y cuando nos responde entonces preguntarle cómo lo haría. Pero si le preguntamos qué quiere ser de mayor es probable que nos responda desde nuestra proyección personal o la demanda social de la que puede obtener reconocimiento. Y se pierda su verdadera conexión de cómo quiere contribuir y ayudar genuinamente  a los demás. Todos sabemos cuáles son las profesiones más deseadas por la gente, cuáles son las mejor pagadas.

 

  1. Habilidad para discriminar lo falso de lo real. Detectar el tema principal, reconocer el/los patrón /es que nos perjudican y las que no ayudan.

Existe una falta de entrenamiento mental generalizado para separar lo falso de o real, la paja del grano. Cuando estamos en medio de un conflicto pocas personas tienen la suficiente inteligencia emocional y la capacidad de discernimiento, para reconocer que la mayor parte de los conflictos están perturbados por nuestra actitud y diálogo interno. La meditación desarrolla en la mente una mayor claridad, porque nos pone en un lugar de observadores de nuestra personalidad, de nuestra expresión emocional y mental. Nos ayuda a encontrar nuestro centro frente a cualquier experiencia.  Generalmente, no sabemos que a pesar de que la circunstancia sea la que sea, la actitud es nuestra. A mi siempre me dejan impresionado los comentarios que hace la gente sobre cualquier situación. ¿Cuáles son los hechos, cuáles las interpretaciones?

Discernir si nuestra actitud está empeorando nuestra salud mental, perjudicando la relación, dañando nuestra conciencia de ser, es primordial si tenemos la voluntad de vivir en paz y ayudar en algo al mundo en el que vivimos. Sea cual sea.

Si meditar nos capacita estar presentes,  estar presentes es lo que nos ofrece mayor autonomía.  La autonomía es a la vez es lo más generoso y solidario que podemos hacer por los demás.

¿Y cuál es el acto más solidario y agradecido que podemos realizar con nuestra vida? Ser felices. Siendo felices somos autónomos, no podemos ser manipulados por las creencias ni las emociones de los demás. Las personas que sufren hacen sufrir. Y las que son felices comparten su felicidad.

Jonàs Gnana Añó

 

× Necesitas ayuda?