SABER COMUNICAR

By 23 marzo, 2020 noviembre 7th, 2020 Artículos, Inteligencia Terapeutica, La Voz del Ver, Video

Mi historia personal es la historia de sanación y de haber aprendido a reconciliar relaciones y familias tan opuestas y diferentes, que yo percibo la imagen de mi vida como la de un río que lleva todos los sedimentos recogidos por cada afluente en sus orillas y llevarlas  hasta que se fundan en el mar.

Mis padres se conocieron en Orleans a principios de los 70, en una fiesta del campus universitario, mientras mi madre escapaba del dolor de su familia en Valencia, y mi padre de familia india,  había emigrado desde Camboya a Francia para estudiar. Eran dos adolescentes, y cuando nací no supieron cómo enfrentar su nueva relación con un hijo, cuando apenas se conocían. Ambos eran de culturas y educaciones diametralmente opuestas. Mi madre una hippie rebelde de familia trabajadora, y mi padre un intelectual de familia acomodada. Mi madre se regresó a España, y perdí el contacto con mi padre por muchos años.  Mi infancia transcurrió viajando de un lado a otro en auto stop con mi madre, sin saber nunca a dónde íbamos ni qué íbamos a buscar. Yo me convertí en el apoyo de mi madre y en los primeros años, mi vida se tiñó tanto de su sufrimiento como de sus anhelos. El rechazo de su propia familia hizo que buscara el cuidado y el amparo en los lugares más inhóspitos y en las relaciones más dañinas. La heroína y el SiDA hicieron el resto: me separaron de ella y de mis hermanos pequeños, demasiado pronto.

Sin embargo, junto con la ayuda recibida, y una misteriosa fuerza interna pude ir reconstruyendo vínculos valiosos, y una clara vocación de ayuda a otros niños que habían vivido experiencias de desamparo y soledad como yo. Nunca tuve la menor duda sobre a qué me debía dedicar. La capacidad creativa de mi madre, su gusto por la escritura y los relatos, me permitieron reescribir lo que fui viviendo a lo largo de mi vida. A pesar de las dificultades de mi madre para ofrecerme un lugar seguro, su mirada inspiradora y poética, siempre me llenaron de confianza y de un sentido de servicio algo mayor que yo mismo.

Esta es una parte de mi historia, desde la cual he construido mi propia resiliencia . Pero tú tienes la tuya a través de la que has construido tu propia voluntad de servicio. Muchas personas sienten con claridad su vocación pero no han ligado su experiencia vital y su comprensión resiliente, por lo que les falta sentido y potencia a su Narrativa, que es la confiere un significado poderoso con capacidad para transformar el dolor y la dificultad, o para dejarnos inmóviles por las heridas.

Nuestra Narrativa es nuestra conciencia en acción, y también lo que permite otorgar un significado revelador e inspirador de los relatos y experiencia de los demás. Porque todo todo lo percibimos, lo actuamos a través de nuestra Narrativa de Vida. ¿Ves tu vida como algo que necesita ser completado? ¿Sientes que cada una de tus experiencias te ha llevado a este lugar en el que te encuentras? Según has elaborado la Narrativa de cada parte de tu biografía, así experimentamos nuestra vida.

Quiero compartir 5 puntos claves de cómo comunicar de un modo que ayude a los demás a conectar con su propia capacidad de transformación, Para ello es necesario entender que:

  • Las personas quedan impregnadas y conmovidas por tu PROPIA HISTORIA, de tu propia biografía, no de tu capacidad intelectual o de tu conocimiento, lo cual respetan y les puede ser útil. Sin embargo, nuestra narrativa sobre nuestra historia personal debe ofrecer nuevas posibilidades a quien escucha, esperanza. Debe activar la capacidad de transformación.
  • ES NECESARIO CONECTAR A LAS PERSONAS CON SU PROPIA RESILIENCIA. A su propia determinación a transformación, su propias cuestiones profundas.
  • LA HISTORIA MUESTRA QUIEN ERES, más allá de lo que sabes. La historia debe exponerte para que se exprese tu humanidad, qué es lo que te ha tocado de los demás, de sus vidas, de tus relaciones. La historia es el cemento que une todas las piezas o bloques del contenido que quieres compartir.
  1. COMPARTE TU HISTORIA PERSONAL, PORQUE ES IMPERSONAL

Cuando hablas a 3 clientes, cuando hablas para 50 personas, o a 5000, no le estás hablando ni a 3 ni a 50 ni a 5000, estás comunicándote con una sola persona sentada en 50 sillas o visualizando tu video en 5000 hogares. Y esta persona necesita sólo una cosa: ser inspirada, sentir conexión con su propia vida a través de tu historia. Porque una historia son todas las historias, no hay ninguna vida personal. A cada persona tu historia le llega del modo que lo necesita, porque puede mentalizar tu vida a través de su propia experiencia, comprendiendo desde su empatía y su capacidad simbólica. Tu historia también es su viaje de transformación, con diferentes personajes, con diferentes escenarios.

Tu historia personal genera un contexto, que unifica y da sentido al contenido. El contenido sin una historia que permite la unificación y el sentido, son comprensiones que están desconectadas, que no se pueden hilar como un todo.

Tu historia es suficiente, porque es una metáfora de tu propia sanación, de tu la aventura de tu crecimiento personal. No es casual que los grandes guías o líderes hablen en parábolas, porque cada historia de transformación mueve a la audiencia a través del propio Viaje de Héroe/Heroína.

#1. Para dar mayor potencia al sentido de la historia, debe ser contextualizada en un lugar y un tiempo de tu biografía.

#2. Desarrolla la historia como un película. Cambia el tono de tu voz, caracteriza cada situación y personaje, atiende a tu comunicación no verbal, no se trata de ser dramático sino de ser real. Colorea las escenas, recrea la vividez. 

#3. Los primeros 10 segundos son cruciales para captar la atención. Aterriza la atención del espectador expresando algo que te ha tocado, algo que fue difícil para ti. La dificultad, la duda, la situación dolorosa, muestra un contexto de transformación que expresa algo valioso para ti , para que quien escuche se enamore de la visión de tu vida, que has elevado gracias a tu Narrativa. El contenido puede ser interesante, pero nunca más que el modo en que tu Narrativa ha transformado tu vida.  

 

  • ¿MOSTRAR O EXPLICAR? 

 

Igual que un buen escritor se dedica a mostrar más y explicar menos en una novela, en un relato o en un poema, como narradores debemos dar señales emocionales, paisajísticas, sensoriales. Mostrar es no es dar por hecho lo queremos que se experimente, pues de este modo en vez de mostrar explicamos y el interés del auditorio desaparece.

No decimos era una persona triste, fea o egoísta, o yo estaba muy enfadado, o era una casa pobre, sino que mostramos esas cualidades o características con una descripción, que nos sumerge en la experiencia de la persona o en la situación. En vez de vivía en una casa fea: La puerta de la casa estaba rota, las paredes estaban vacías y sucias, y habían platos de comida con moho en el comedor… O en vez de por aquél entonces yo estaba deprimido: Yo no podía levantarme de la cama hacía tres días, sentía que no tenía fuerzas para seguir viviendo.

De esta manera quien escucha forma parte de tu historia, se implica emocionalmente, participa de tu Viaje. Pero si explicas, el oyente no forma parte de tu narración y se desconecta emocionalmente. Ya no está participando sensorialmente, al haberlo excluido como parte imaginativa de la historia, no atiendes a su inteligencia y a su creatividad para ser protagonista junto contigo de la vivencia y transformación de la experiencia que compartes.

#4. Con nuestra historia llenamos un vacío, respondemos a una necesidad o confirmamos algo que las personas saben o intuyen.  En correspondencia a este regalo que ofrecemos, las personas que son tocadas nos corresponden con lealtad y gratitud.

  1. AUTENTICIDAD Y VULNERABILIDAD

Nuestra vida sea cual haya sido ya tiene todo contenido: drama, profundidad, resiliencia, errores, frustraciones, repetición de los mismos errores, compresión de ciertos patrones, comedia. Está llena de momentos en los que hemos sido imparables, otros que han sido innegociables, otros reveladores, donde hemos tocado la muerte, donde hemos sentido la vida en sus expresiones más excelsas. Han habido momentos donde dijimos cosas que nunca creímos que diríamos, que hicimos cosas que nunca creímos que fuéramos capaces de hacer. En un momento de desolación súbitamente comprendimos cosas que nunca habíamos pensado antes.  En nosotros están todos los personajes de la Odisea, de cualquier tragedia griega o cualquier novela mítica.

Nuestra vida bien comprendida desde la vulnerabilidad y la honestidad, es suficiente poderosa y atractiva para transformar la de cualquiera, por lo que no es necesario inventarse nada. De hecho cuanto más real, más auténtica.

Cualquier historia de transformación gira en torno a algo que atravesamos, en lo que sentimos que no nos veíamos con fuerza o que la situación superaba nuestras capacidades, y que sin embargo, logramos elevarnos por encima del campo de batalla, supimos superar comprendimos la clave de nuestra sanación, de cómo ayudar a alguien de nuestra familia, a un amigo.   Pero es necesario unir todos los episodios como los capítulos de un viaje, para dejar de verla como incidentes inconexos, como momentos de esplendor y de oscuridad sin propósito.

#5. Autenticidad implica salir de la zona de confort. ¿Quien quiere  mantener su seguridad cuando puede vivir un viaje de poder y transformación?

#6. Autenticidad implica transparencia y honestidad. Cuando nos  presentamos como alguien que lo sabe todo, que tiene respuestas a todo, genera desconfianza, porque es un artificio, es pretencioso ser intachable en algo o querer ser perfecto, no mostrar nuestros defectos. Pero lo que sí da confianza es mostrar que somos lo suficiente honestos como para reconocer nuestros errores y convertirlos en fortaleza.

  1. DETERMINACIÓN Y PROPÓSITO.

La determinación es una convicción emocional. La determinación permite un recorrido al cual puedes ser acompañado.

Determinación no significa que no vamos a equivocarnos ni que sabemos cómo tener éxito en algo. Significa claridad en el propósito, sin necesidad de conocer los medios. Los medios llegarán si tenemos determinación, pero esperar a tener la determinación cuando lleguen los medios, indica nuestra falta de voluntad y claridad.

La determinación en el sentido de la claridad, no vive en el mismo lugar que la conveniencia. Si hemos comprendido que nuestra misión implica dedicarle una atención especial a un asunto de nuestros hijos, o evitar ciertos gastos, puede no ser cómodo o placentero, para aquello que buscamos lograr.  La determinación cuando se convierte en ideología es algo frágil. Algo con lo que queremos convencer a los demás que se hagan ecologistas, veganos o convencerlos que es mejor tener un perro que un gato.

#7. Determinación implica asumir riesgos. Esto dedicado en cuerpo y alma a hacer este viaje, a llevarte conmigo, a asumir que me puedo equivocar, que puedo perder, que quizá no esté a la altura de la empresa o del viaje que quiero emprender. O no sepa cómo enfrentar los miedos que aparezcan.

La determinación viene haber construido una identidad coherente.  Se trata de lo que quieres hacer con quien eres ahora. ¿Para qué crees que naciste? Esa verdad es tu determinación, pero no es una verdad que defiende nada, sino es una verdad que te confiere un propósito. Significado de vida y fuerza. Tu determinación de quién eres derrite muros a tu alrededor, crea puentes frente a ti.

¿Cómo quieres transformar el mundo con tu voz, con tu capacidad, con tus dones? ¿Cómo afecta tu presencia cada lugar donde te encuentras, cada relación que miras?

Aquí no hay forma de medir la magnitud de la capacidad de transformación de tu determinación o de tu fe. No importa si es sólo un susurro en el oído de un niño diciéndole que lo vas a cuidar, que puede contar contigo, o estás frente a una audiencia de 5000 personas. La comparación destruye la potencia de tu alcance, no dejes que la banalización de la existencia se produzca. Es necesario comprender que no hay una causa mayor que otra. Es necesario ver que una causa son todas, que un propósito los incluye todos.

 

  • TU VIDA ES UN VIAJE DEL HÉROE/HEROÍNA.

 

¿Cuánto has comprendido tu vida como una historia impersonal? ¿Puedes ver tu historia como un Viaje Mítico lleno de pruebas, desafíos vitales, miedos, logros, comprensiones profundas, Guía y consejo de personajes Sabios que te impulsaron más allá de ellos? ¿Puede ver tu negación por emprender cada etapa, y la dicha de escuchar de nuevo tu inspiración? ¿Puedes reconocer cuáles han sido tus enemigos externos, y cómo representan o han representado tus aspectos sombríos, inconscientes? Nuestra vida es una representación simbólica de la conciencia, indistintamente de creas en lo que creas. Nadie se puede escapar a los significados que da su mente a cada relación, a cada experiencia. Pero hay significados limitantes y otros transformadores. Nadie puede hacer esto por ti. Tú les das a tu vida el significado que deseas. La vida no necesita ningún significado personal, porque vivir es suficiente.

Cuánta Responsabilidad has podido tomar de tus conflictos, por tus relaciones difíciles, es cuánto poder impersonal tienes para transformar tu historia personal.

Nuestras vidas en todos los lugares del mundo, en todas las épocas de la historia de la Humanidad, expresan unos pasajes evolutivos de la conciencia. Cada momento de logro o dificultad es un símbolo, en cada situación hay señales para comprender las indicaciones por donde debemos seguir.  Cada una de nuestras relaciones es un arquetipo. No importa cuán al principio del camino estés, cuán avanzado parezca alguien en su camino, todos siempre necesitamos de tu Inspiración, que viene de cuanta sintonía tienes Ahora con tu vida, con tu Viaje del Héroe.

#8. Cada etapa del Viaje Mítico tiene valles y cimas. Es imprescindible llevar a quien nos escucha o estamos guiando a través de nuestro Viaje, a que pueda sentir nuestros momentos de duda e inseguridad, de dificultad e incapacidad, pero no debemos nunca dejar a nadie ahí, siempre siempre debemos llevarlo al lugar de resiliencia que hemos integrado, a la cima desde donde vimos la etapa vivida, y permitirle que siga su camino desde la experiencia de revelación que tuvimos en ese instante. 

× Necesitas ayuda?